Posts Tagged ‘Crepúsculo

17
Ene
10

Crepúsculo (la saga), de Stephanie Meyer

La saga de Crepúsculo, conformada por cuatro libros (Crepúsculo, Luna Nueva, Eclipse y Amanecer) de Stephanie Meyer ha sido, gracias a la difusión del cine –donde Crepúsculo y Luna Nueva han llegado a la pantalla grande-, todo un fenómeno socio-cultural entre adolescentes y adultos.

La novela retoma arquetipos clásicos como los vampiros y los hombres lobo, para conjuntarlos con los humanos, dando características similares a los personajes y creando así un relato ligero y entretenido que, estando realmente lejos del tipo gótico que generalmente acompaña las historias de terror, utiliza dichos personajes para tejer una apasionada historia de amor, entre un vampiro –Edward Cullen- y una humano –Bella Swan- y todas la dificultades que deben atravesar en su intento de mezclar ambos mundos.

En esta serie de libros fantasía y realidad se entremezclan generando una atmósfera que más que sanguinaria, en muchas ocasiones resulta mágica; un cuento de hadas adaptado tanto a las peripecias de la modernidad contemporánea como a la atractiva oscuridad del mundo de los vampiros.

Paisajes y personajes son ricamente descritos, notándose en cada uno de los libros no sólo la evolución de los personajes, sino también –junto con ellos- la evolución de la propia escritora.

Es una novela altamente recomendable tanto para adolescentes, quienes serán fácilmente atrapados por el relato y así atraídos a la lectura, como para aquellos adultos que aún tienen resquicios de fantasía e imaginación.

No esperen, eso sí, el modelo típico del vampiro sanguinario que, aunque aparece, no es nunca el personaje principal sino uno muy secundario que dota de intriga y suspenso a la historia.

Stephanie Meyer utiliza también relatos de los indios nativos de Norte América, así como recursos originales para liberar tanto a la figura del hombre lobo como a la del vampiro de los cánones clásicos en donde la luna llena transforma a los primeros involuntariamente, y la luz del sol mata a los segundos sin remedio.

Así, en una escritura clara, donde a veces se repiten temas y recursos – mismo que puede ser comprendido al tomar en cuenta que la idea de la autora fue crear un relato para adolescentes- pero que en todo momento sabe cómo dejar al lector atrapado en el suspenso o en el romance, esperando saber qué ocurre a continuación.

Sin embargo, a mi parecer, el final es algo flojo y, si la autora tiene la voluntad de saber aprovecharlo, daría pié –y debería darlo- a un quinto libro, pero no a la misma historia contada desde el punto de vista de otro de sus personajes principales –como se difundió en Internet que sería la quinta entrega de esta saga titulada “Sol de Media Noche”– sino una continuación abierta que explique cómo habrá de resolverse el conflicto que en medio del “final feliz” queda latente al término del cuarto libro.

Una colección altamente recomendable –tanto en papel, en primer lugar, como en celuloide, en segundo lugar- para adolescentes de 15 años en adelante.

Título original: Twilight

Títulos en español: Crepúsculo, Luna Nueva, Eclipse, Amanecer

Autor: Stephanie Meyer

1ª edición: 2005

ISBN (primer libro): 978-970-770-994-2

06
Oct
09

Drácula, de Bram Stoker (1897)

Drácula de Bram StokerHoy, en plena ola de renacimiento del género literario que coloca al vampiro en el centro del protagonismo, reseño un libro que si bien no es el origen del género –que data de la Grecia antigua-, si marca un parteaguas en los cuentos y novelas de vampiros proponiendo un estereotipo de esta figura que seguirá reflejándose, aunque sea en sombras, en los escritos que le han precedido.

La silueta del conde Drácula –de Bram Stoker– sigue viva en la literatura, desde Montague Rhodes James (“El Conde Magnus” -1904-) hasta la infinidad de autores actuales, encabezados por Anne Rice (“Entrevista con el Vampiro” -1976-, entre muchos otros), Elizabeth Kostova (“La Historiadora” -2005-) y más en boga en estos días: Stephanie Meyer con su saga de “Crepúsculo” (2005) quien es en realidad a quien considero hoy la responsable de despertar, una vez más, la curiosidad y pasión del ser humano por el género vampírico, que al igual que sus personajes y antecesores, parece ser inmortal.

Drácula, de Bram Stoker, es una novela al puro estilo gótico, en donde la esencia del personaje principal (el Conde Drácula) parece infiltrarse en el resto de los personajes, parajes y lugares que conforman la novela en la que el autor pretende basar su relato en documentos reales de personas reales: cartas, diarios, periódicos, etc.

El pasado atormentado, la condición de “maldito”, lo erótico y atractivo, lo mágico y sobrehumano, el refinamiento, la cultura, la experiencia… Son algunas de las características de las que Bram Stoker dota a su personaje y que servirán como referente a las generaciones de vampirofílicos por seguir.

La pasión, el romance, el drama, el terror, el erotismo y un poco de historia también, son componentes de este relato no lineal (pues va del presente al pasado, del punto de vista de un personaje al de otros, etc. y no de manera estrictamente cronológica) en donde Jonathan  Harker, Mina Murray (después Mina Murray de Harker), Abraham Van Helsing (icono del cazador de vampiros y posteriormente también de  licántropos), Lucy Westenra, entre otros, comparten el escenario literario con el sangriento conde de Transilvania, cuya figura se cree originada en los mitos alrededor de un personaje real: Vlad Tepes “el empalador”.

Esta obra ya clásica, es altamente recomendable para todo aquel que gusta de los relatos de vampiros y misterio aterrador. Además es, a mi juicio, la obra cumbre de Abraham Stoker cuyos relatos de espíritus y otros temas aterradores suelen no tener la consistencia y redondez de su popular novela, reeditada miles de veces, representada en cine en más de 100 versiones distintas, sin contar sus representaciones teatrales y que este mes (octubre 2009) contará con una secuela, titulada “Drácula, el no muerto” escrita por Dacre Stoker, bisnieto de Bram Stoker. Me pregunto si llegará a la calidad de la novela original, o la superará, y no únicamente me lo cuestiono por el autor, sino porque las segundas partes nunca han sido buenas, como versa el dicho popular… Aunque siempre ha habido excepciones.

En mi opinión, es un libro para ser leído a partir de los 17 o 18 años por el contenido erótico y sangriento explícito en sus páginas.

Título original: Dracula

Título en español: Drácula

Autor: Bram Stoker (Abraham Stoker)

1ª edición: 1897

ISBN: 970-04-0144-8