Archive Page 2

06
Oct
09

Drácula, de Bram Stoker (1897)

Drácula de Bram StokerHoy, en plena ola de renacimiento del género literario que coloca al vampiro en el centro del protagonismo, reseño un libro que si bien no es el origen del género –que data de la Grecia antigua-, si marca un parteaguas en los cuentos y novelas de vampiros proponiendo un estereotipo de esta figura que seguirá reflejándose, aunque sea en sombras, en los escritos que le han precedido.

La silueta del conde Drácula –de Bram Stoker– sigue viva en la literatura, desde Montague Rhodes James (“El Conde Magnus” -1904-) hasta la infinidad de autores actuales, encabezados por Anne Rice (“Entrevista con el Vampiro” -1976-, entre muchos otros), Elizabeth Kostova (“La Historiadora” -2005-) y más en boga en estos días: Stephanie Meyer con su saga de “Crepúsculo” (2005) quien es en realidad a quien considero hoy la responsable de despertar, una vez más, la curiosidad y pasión del ser humano por el género vampírico, que al igual que sus personajes y antecesores, parece ser inmortal.

Drácula, de Bram Stoker, es una novela al puro estilo gótico, en donde la esencia del personaje principal (el Conde Drácula) parece infiltrarse en el resto de los personajes, parajes y lugares que conforman la novela en la que el autor pretende basar su relato en documentos reales de personas reales: cartas, diarios, periódicos, etc.

El pasado atormentado, la condición de “maldito”, lo erótico y atractivo, lo mágico y sobrehumano, el refinamiento, la cultura, la experiencia… Son algunas de las características de las que Bram Stoker dota a su personaje y que servirán como referente a las generaciones de vampirofílicos por seguir.

La pasión, el romance, el drama, el terror, el erotismo y un poco de historia también, son componentes de este relato no lineal (pues va del presente al pasado, del punto de vista de un personaje al de otros, etc. y no de manera estrictamente cronológica) en donde Jonathan  Harker, Mina Murray (después Mina Murray de Harker), Abraham Van Helsing (icono del cazador de vampiros y posteriormente también de  licántropos), Lucy Westenra, entre otros, comparten el escenario literario con el sangriento conde de Transilvania, cuya figura se cree originada en los mitos alrededor de un personaje real: Vlad Tepes “el empalador”.

Esta obra ya clásica, es altamente recomendable para todo aquel que gusta de los relatos de vampiros y misterio aterrador. Además es, a mi juicio, la obra cumbre de Abraham Stoker cuyos relatos de espíritus y otros temas aterradores suelen no tener la consistencia y redondez de su popular novela, reeditada miles de veces, representada en cine en más de 100 versiones distintas, sin contar sus representaciones teatrales y que este mes (octubre 2009) contará con una secuela, titulada “Drácula, el no muerto” escrita por Dacre Stoker, bisnieto de Bram Stoker. Me pregunto si llegará a la calidad de la novela original, o la superará, y no únicamente me lo cuestiono por el autor, sino porque las segundas partes nunca han sido buenas, como versa el dicho popular… Aunque siempre ha habido excepciones.

En mi opinión, es un libro para ser leído a partir de los 17 o 18 años por el contenido erótico y sangriento explícito en sus páginas.

Título original: Dracula

Título en español: Drácula

Autor: Bram Stoker (Abraham Stoker)

1ª edición: 1897

ISBN: 970-04-0144-8

04
Oct
09

Catalina la Grande, de Henry Troyat (1977)

Diseño de portada: Estudio Ediciones B

Diseño de portada: Estudio Ediciones B

Aquellos que ya hayan leído un poco de mi en “acerca de los autores” entenderán por qué, en especial, es de este libro la primera reseña que ofrezco.

Aunque las categorías oficiales en las que dicho texto se inscribe son ensayo y biografía, la verdad es que la manera amena y ligera en la que el autor va presentando la bien documentada información –basada en diarios, cartas y otros documentos de la época- convierten esta obra biográfica en una novela histórica basada en datos reales, sin  fantasías del autor –como pasa en otras novelas históricas- pero en un relato envolvente en el que se va entretejiendo la vida y obra de Sofía Augusta Federica De Anhalt-Zerbst y Holstein-Gottorp (mejor conocida como Catalina II de Rusia, “la Grande”)  desde su nacimiento en 1729, hasta su muerte en 1796, a la vez que describe le contexto histórico, político, social y cultural de la época en Rusia y gran parte de Europa.

Un libro lleno de datos, fechas, nombres… Pero también emoción, intriga, misterio, drama, romance… En donde la protagonista es una mujer alemana quien rompe con muchos de los cánones de la época, de los estigmas y tabúes que limitaban a la mujer, y se erige como emperatriz de Rusia, convirtiéndose en una de las figuras más poderosas de Europa y el mundo en  la época de la Ilustración. Una mujer valiente Siendo amiga de Voltaire y Diderot, fomentando el arte y el desarrollo socio-político-cultural de Rusia, pero gobernando de forma autocrática -como parte del llamado despotismo ilustrado-, representando todo el poder y plasmando así una de las tantas contradicciones en la personalidad de esta mujer, figura pública e histórica por demás interesante, admirable y controvertida.

Es un libro que puede ser leído desde la adolescencia.

Existen muchas editoriales que han publicado la obra, y es relativamente fácil encontrarla en librerías grandes, pequeñas, de viejo, de nuevo, por Internet, etc.

Título original: Catherine la Grande

Título en español: Catalina la Grande

Autor: Henry Troyat (seudónimo para Levón Aslani Thorosián – Lev Aslánovich Tarasov [en ruso]-)

1ª edición: 1977

ISBN: 978-84-666-3303-3